viernes, 3 de junio de 2016

Monopoly (Reseña)


Volvemos ante otro de esos juegos que todo el mundo conoce. Pero de los que lo conocéis... ¿Cuántos realmente lo habéis jugado? Porque yo sinceramente nunca lo jugué. Cierto es que al tener el Palé, que como bien sabéis es idéntico, podría decir que si que lo he jugado. Es más, técnicamente si que he jugado al Monopoly, solo que con la versión City que es una delicia incluso para gente que no disfruta de este juego.
No es un juego de esos que "destrozan" amistades porque sueles depender más de tu suerte con los dados que de otra cosa, pero si que es cierto que conforme la partida va avanzando y te van quitando esos terrenos que necesitas, u otro jugador usa esa última casa que tu tanto querías porque sin ella no puedes empezar a poner hoteles... el ambiente se puede ensombrecer. Todo sea dicho: A más de uno nos vendría bien partidas de sufrimiento para aprender a no enfadarnos ;)

-Contenido:

El juego viene en una caja con un artes podríamos decir inexistente porque lo único que enseña es el tablero. Hoy no os puedo decir cuáles son las dimensiones de la misma, sencillamente porque no me acordé de tomar las medidas (>.<):
  • 1 Tablero (47,5 x 47,5 cm)
  • 4 Peones
  • 2 Dados
  • Fajos de billetes (Que no me voy a poner a contar xd)
  • Títulos de propiedad
  • Cartas de comunidad
  • Cartas de suerte
  • Miniaturas de casas
  • Miniaturas de hotel
  • 1 Hoja de reglas 

-Unboxing:


-Tutorial:

Todo comienza extendiendo el tablero, colocando las fichas de los jugadores en la casilla inicia, dándoles el dinero que marca por defecto las reglas, barajando las cartas de comunidad y suerte para colocarlas en el centro del tablero...
Bajo el reglamento, el juego lo gana el jugador que sobreviva al resto. Sin embargo yo os diría que cuando caiga el primer jugador, lo dejéis ahí. En tu turno deberás tirar ambos dados y desplazarte tantas casillas como te indiquen. Si caes en una casilla de Comunidad o Sorpresa, coge la carta superior del mazo y haz lo que te diga. En caso de caer en un terreno que pertenezca a otro jugador tendrás que pagarla, o si este está libre podrás comprarlo para empezar a construir tu imperio porque... te lo voy a decir clarito: Este juego va de comprar casillas y por tanto, a más casillas tengas, lo más probable es que más liviana se te haga la partida. Claro que no todas las casillas son igual de interesantes ;) Hoy va a ser de esos días en los que no os escriba mucho porque tengo otras cosas que hacer, pero vamos, que ahí os dejo como siempre el tutorial (^.^)


-Opinión:

Nunca fui, ni he sido un gran fan del Monopoly. No puedo decir que sea mal juego porque no lo es. De hecho a día de hoy hay gente que toma por grandes, juegos que hacen exactamente lo mismo que este ¿Qué ocurre? Que en los de hoy día lo que haces es comprar caras de un dado y en este lo que hacías era comprar casillas de un tablero.

Los materiales y componentes no están mal, pero a mi personalmente no me suele gustar el arte de casi ninguna de sus versiones. Casi siempre lo veo que de tan sobrio que es, hasta me resulta feo. Jugabilidad tiene toda la que quieras y ahí tenemos que enlazar con la importante idea de que una partida de este juego puede perfectamente durar DÍAS. Supongo que esa es la razón por la que no terminaba de gustarme. Hay juegos en los que no me importaría andar mogollón de tiempo jugándolos, pero aquí hay un problema y es que si bien el inicio resulta apasionante porque vas viendo cómo se generan nuevos edificios y demás, SIEMPRE llega ese momento en el que ya no se genera nada nuevo, el tablero no cambia y lo único que vas a ver es que el dinero va de "A" a "B" y luego de "B" a "A" haciendo que la partida no se termine ni para tres. Ahí es donde un jugador inteligente tendría que saber ponerle fin a la partida antes de terminar odiándolo ¿Cómo? Pues estableces un número de rondas limitadas y listo. Si en ese momento no hay un claro ganador, se mira quién tiene más pasta y ese será el triunfador.